noticias,acontecer y mas.

Balaguer y Bosch: similarmente diferentes (2/4)

en Historia

Continuando con las enunciaciones comparativas uno estuvo en contra del régimen trujillista el otro estuvo a favor. El doctor Balaguer estuvo desde el inicio de la dictadura hasta el final de la misma. Fue un hombre de confianza de Trujillo, ostentando varias posiciones de gobierno llegando a ser Presidente (títere) de la República, puesto que ocupó cuando asesinaron al tirano.

Bosch, a diferencia de Balaguer, se exilió para combatir la dictadura desde el exterior aunque en el principio la favorecía. Trujillo estaba interesado en que Bosch fuera diputado, y Bosch para escabullirse y sin negarse a cumplir el interés del “jefe” justificó que debía llevar a su esposa, Isabel García Aguilar, a Puerto Rico para sus cuidados médicos. Ya en el exterior Bosch junto a otros dominicanos le hacen oposición a la tiranía, fundando en el año 139 el Partido Revolucionario Dominicano en Cuba.

Debajo de la mata…[1]

Balaguer visita a La Habana, siendo viceministro de Relaciones Exteriores en 1943, y Bosch era ya un prominente líder del exilio dominicano.

Bosch le dijo a Balaguer: ¡Quédate en el exilio, Joaquín, para que contribuyas a derrocar la tiranía de Trujillo…!

Balaguer le respondió: ¡No, Juan, yo me voy a quedar allá, debajo de la mata,.esperando que el mango madure y caiga!

Y así vemos tantas similitudes y tantas diferencias entre los dos.

Bosch y Balaguer fueron grandes líderes, líderes estatistas, maestros políticos, escritores, oradores y fundadores de sus propios partidos. El primero fue fundador del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), el segundo, fundó el Partido Reformista (PR), hoy Partido Reformista Social Cristiano (PRSC).

Los JB fueron presidentes de la República Dominicana. Juan Bosch fue presidente producto de unas elecciones libres el 20 de diciembre de 1962 convirtiéndose así en el primer Presidente Constitucional de la Republica a la caída del régimen trujillista; su periodo de gobierno inició en 27 de febrero de 1963 y concluyó el 25 de septiembre (7 meses después) del mismo año producto de un golpe de estado encabezado por el coronel Elías Wessin y Wessin. Después de este golpe Bosch fue candidato a la presidencia en seis ocasiones (en las elecciones de 1966, 1978, 1982, 1986, 1990 y 1994) en las cuales no logró ser declarado ganador. Ya para las elecciones de 1996 Bosch decide no aspirar y cede el paso a uno de sus discípulos, el Dr. Leonel Fernández, quien resultó ganador de esas elecciones en segunda vuelta producto de una alianza.

Joaquín Balaguer fue presidente por primera vez en la “era de Trujillo” desde el 3 de agosto de 1960 hasta el 16 de enero de 1962. En este periodo es asesinado el dictador Trujillo y Balaguer parte al exilio hacía  Nueva York y Puerto Rico. En  las elecciones del 20 de diciembre de 1962 Balaguer fue nominado por el Partido Revolucionario Dominicano Auténtico (PRDA), fundado por Nicolás Silfa, llevando a este último como candidato a la Vicepresidencia. Pero la candidatura fue rechazada luego de impresas las boletas electorales.[2] Su regreso al país fue para aspirar y ganar en las elecciones de 1966. Balaguer es reelecto presidente en las dos siguientes votaciones presidenciales de 1970 y 1974. Este periodo es conocido como “los doce años de Balaguer” (1966-1978). Luego de este periodo fue candidato sin éxito en las elecciones de 1978 y 1982. En el 1986 vuelve a aspirar ganando esos y los dos siguientes sufragios de 1990 y 1994. Gobernó hasta 1996 producto de acusaciones de fraude electoral de la oposición lo que produjo un pacto, “el pacto por la democracia”, que acortaba a dos años su mandato presidencial, además de eso producto de dicho pacto en las elecciones de 1996 se ve constitucionalmente impedido a llevar su candidatura a la presidencia. Ya muy mayor de edad, ciego e invalido vuelve a aspirar, si éxito alguno, a la presidencia en las elecciones del año 2000.

Bosch y Balaguer fueron rivales en las elecciones de 1966, 1978, 1982, 1986, 1990 y 1994. Bosch nunca le ganó unas elecciones a Balaguer y en muy pocas ocasiones “el doctor” ganó unas elecciones sin que se le acusara de fraude. Al respecto recordamos las palabras de Bosch, citadas anteriormente en el capítulo Sobre reelección, en las que expresaba:

…Yo no soy esclavo de la pasión de poder. Hay muchos que lo son. Allá ellos. Es así el enano de la (avenida) Máximo Gómez (refiriéndose a Balaguer), el que con fraudes ha gobernado este país por años y años. ¡Pobre infeliz!

Tanto a Bosch como a Balaguer se le considera padres de la democracia dominicana. Los balagueristas aseguran que Balaguer es el único padre de la democracia pero una gran cantidad de críticos dominicanos afirman totalmente lo contrario y le dan a Bosch este título. Referente a esto el Dr. Leonel Fernández Reyna en su discurso de juramentación como Presidente de la República el 16 de agosto de 1996 se expresó en los siguientes términos:

La democracia pudo sobrevivir porque contó con el privilegio de la presencia de los JB: Joaquín Balaguer y Juan Bosch.

El doctor Joaquín Balaguer desde el poder, y el profesor Juan Bosch, desde la oposición fueron las dos figuras que las proporcionaron sentido de equilibrio y de estabilidad al sistema político en la República Dominicana.

Ambos han sido reformistas, el primero privilegiando un campo democrático, el segundo fortaleciendo una opción autoritaria.[3]

Leonora Ramírez S. apunta, en un artículo publicado en el periódico Hoy, que Víctor Gómez Bergés, cercano colaborador del expresidente (Balaguer), consideró que éste consolidó la democracia dominicana, y que si no hubiese ganado las elecciones en 1966 todavía el país estaría inmerso en un baño de sangre, por los odios que provocó la guerra civil de 1965.

En el año 2002 el Congreso Nacional declaró al Dr. Joaquín Balaguer Padre de la democracia y el desarrollo económico. Curiosamente en ese año el Congreso estaba compuesto casi en su totalidad por miembros del PRD, partido que fue opositor de Balaguer durante toda la vida de la Cuarta República.

Pero era, para tranquilidad de la nación, responsabilidad del doctor Balaguer democratizar el sistema político, por resultar ganador en las elecciones presidenciales de 1966, y llevar al país por ese camino de equilibrio dado que la caída de la dictadura sumada a la gran inestabilidad política predominante en el lustro siguiente, que fue desde un golpe de estado hasta la intervención militar estadounidense, maltaron seriamente el sistema político dominicano.

Sin embargo, Balaguer falló en esa tarea. Sus intenciones de querer perpetuarse en el poder y las artimañas que ejecutó para conseguirlo lo llevaron a todo lo contrario a lo que dicta la democracia. Balaguer aspiró en todas las ocasiones en que estuvo habilitado a la presidencia de la República Dominicana.

En contraste Juan Bosch, tras ganar con casi el 60% de los votos las elecciones de 1962 favoreció una reforma constitucional que eliminó la reelección presidencial.

Flavio Darío Espinal (2003) afirma que no se puede decir es que Balaguer sea el padre de la democracia dominicana, al menos si su ejercicio de poder se evalúa con criterios universalmente aceptados sobre lo que significa una democracia, entre los cuales están la celebración de elecciones libres, la independencia de poderes, la funcionalidad del poder judicial y demás órganos autónomos del Estado, el respeto a la legalidad y la exclusión de los militares del activismo político.

Con todo eso, el partido de Balaguer, el PRSC, ha sido el único que en las elecciones de los últimos 20 años ha llevado un candidato diferente a cada torneo electoral, aunque casi siempre hayan terminado aliándose con otro partido. Empezando con las elecciones de 1996, el Partido Reformista llevó la candidatura de Jacinto Peynado, mientras que en los comicios del año 2000, Balaguer, ya nonagenario, con varios años de ceguera e inválido, aspiraba nuevamente a ser Presidente de la República. Los siguientes candidatos por el Partido Reformista han sido: Eduardo Estrella (2004), Amable Aristy Castro (2008), Carlos Morales Troncoso (2012) y Federico Antún Batlle (2016).

En cambio, los discípulos de don Juan, desde las elecciones de 1996, solo han llevado a dos personas diferentes como candidatos a la Presidencia de la República. Estos son: el doctor Leonel Fernández, candidato en las elecciones de 1996, 2004 y 2008; y el licenciado Danilo Medina, candidato en las elecciones del 2000, 2012 y 2016.

Quedando demostrado así que los discípulos de Balaguer resultaron ser más democráticos que los de Bosch, al menos en este aspecto.

Por otra parte, y sin obviar la comparación entre ambos, Bosch y Balaguer no acumularon riquezas. Balaguer dijo una vez: “mis bienes provienen de “regalos” de mis allegados, y me los llevan a mi casa, y yo ni se los pido”. Incluso la casa en que por tanto tiempo vivió “el doctor” y su familia, como él mismo lo cuenta su libro de memorias, fue un regalo que el dictador Rafael Leónidas Trujillo le hizo. En este sentido sobre Juan Bosch se tiene la siguiente anécdota:

El regalo a Juan Bosch[4]      

Se cuenta que a raíz del ascenso a la presidencia de la República del profesor Juan Bosch, no faltaron los “chupamedias” que de una vez quisieron hacerse los graciosos para caerle bien al nuevo mandatario y a su entorno familiar.

Pues, siendo así, me contaba mi difunto padre, que a la sazón, hubo una distribuidora de electrodomésticos, que de una vez le hizo llegar a su residencia, una nevera nueva, porque alguien le hizo saber que la que usaba el profesor y su señora esposa Carmen, no estaba en buenas condiciones.

De manera, que un día cualquiera, se aparecieron en la casa del profesor unos trabajadores de la mencionada distribuidora y apearon dicha nevera y cuando Doña Carmen, que no había hecho el pedido, le preguntó que de qué se trataba, ellos le contestaron que era un regalo de la casa al profesor Bosch y su familia.

De inmediato, Doña Carmen llamó al Presidente, su esposo y al contarle lo que sucedía, éste le dijo que no. “Un regalo, no”, dijo el Presidente.

Pero le dijo que la dejaran y que pasaran por el Palacio para él firmar  los pagarés relativos a la compra de dicha nevera, porque tampoco tenía con qué comprarla de contado.

 Bosch y Balaguer a pesar de ser grandes rivales políticos fueron grandes amigos. Durante su larga amistad tuvieron sus altas y sus bajas, pero como cuenta Medina (2013): los dos se reciprocaron admiración y respeto, incluso en los momentos más difíciles de la “clandestinidad” de don Juan cuando la guerrilla de Caamaño, que se asegura Balaguer monitoreaba cada movimiento del líder opositor.

Fernando Álvarez Bogaert expresó: Te puedo asegurar que había unas relaciones muy íntimas entre Balaguer y Bosch. Es más, uno no sabía dónde comenzaba uno y dónde terminaba el otro. Ellos llegaron a un acuerdo, de que Balaguer lo iba a apoyar a él en el 1962 y que él, (Bosch), apoyaría a Balaguer en el 1966. Yo no tengo papeles que avalen lo que te estoy diciendo, pero mucha gente del entorno de ambos me lo dijo. No sé si ellos llegaron a firmar ese acuerdo.[5]

[1] El periodista César Medina publica esta anécdota en el artículo Balaguer y Juan Bosch… de su columna Fuera De Cámara el día 28 de septiembre del 2013 en el periódico Listín Diario. Medina dice que esa “conversación”, así entre comillas, se la narró don Juan a Euclides Gutiérrez…
La misma la recordó Temístocles Montás, en mayo del 2014, cuando declaró que Leonel quiere que uno espere que “su antorcha gotee” al referirse a que el líder peledeísta no quería ceder oportunidad a otro compañero de partido para que fuere candidato a la presidencia de la República por el PLD. Este episodio fue reportado por el periódico El Caribe de la siguiente manera:

“Cuando oigo eso recuerdo el criterio que tenía el doctor Joaquín Balaguer del liderazgo porque en gran medida hay una correspondencia muy directa entre ese planteamiento y lo que Balaguer asumía”…

Recordó la conversación en La Habana donde el profesor Juan Bosch le pidió a Balaguer que se quedara en el exilio para que encabezara la oposición contra Trujillo y Balaguer le respondió que la mejor forma de comerse un mango es esperando debajo de la mata hasta que goteara.

(Vea más en: http://www.elcaribe.com.do/2014/05/19/temo-montas-pld-hay-lideres-imprescindibles)

Esta misma anécdota, pero otras palabras se le escuchó decir al gran comunicador Álvaro Arvelo hijo. En sus palabras Álvaro dijo:
Juan Bosch tuvo siempre un complejo de inferioridad frente a Balaguer. Tanto es así, que es bueno recordar que cuando Balaguer fue en una misión de Trujillo a la Habana Bosch quiso verle. Se reunieron en el Hotel Nacional a desayunar y Don Juan le propuso a Balaguer que se quedara y fuera él el líder del exilio dominicano. Él era el líder del exilio y estuvo dispuesto a cederle la silla a Balaguer, pues le consideraba superior.
[2] Pérez Rubiera, Omar Alejandro. (2 de marzo, 2013). Las elecciones del 20 de diciembre de 1962, Areíto, Periódico Hoy, p. 6.
[3] Lozano, Wilfredo, Después de los caudillos: ensayos sobre  política y sociedad en la Republica Dominicana Contemporánea, FLACSCO-Librería La Trinitaria, Santo Domingo, 2002, p. 408.
[4] Díaz Reyes, J. (2013, 09). Lea esta anécdota cobre Juan Bosch. Prensa Digital RD. Recuperado 02, 2015, de http://informandoteenprensadigital.blogspot.com/2013/09/lea-esta-anecdota-cobre-juan-bosch.html.
[5] Irizarri, Evelyn. (20 de noviembre, 2014). Álvarez Bogaert revela tratos Balaguer-Bosch. El Caribe. Recuperado desde http://www.elcaribe.com.do/2014/11/20/revela-que-existia-una-gran-amistad-entre-bosch-balaguer.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Lo último de Historia

Ve a arriba